El Blog de Adán Moctezuma

Economía de Candil
Artículos de Opinión

Mauricio Merino, sobre la Democracia Pendiente

28 febrero, 2012

El Libro Democracia Pendiente de Mauricio Merino, integra tres Ensayos publicados a mediados de la década de los 90’s cuyo componente principal es el aporte que hace a la literatura sobre la teoría democrática en el sentido de la efectividad de la democracia en la sociedad. Desde una óptica prescriptiva hasta los descriptivo como apunta Sartori.

En los tres textos, Merino aborda la evidencia histórica que sustenta la tesis de que las formas de Gobierno que han caracterizado al México independiente han tenido como características estructuras políticas dominadas por las élites.

En muchos de los casos con el componente siempre presente de la concentración  de poder en una sola persona que provoca que en muchas de las coyunturas históricas el Estado sobrepasa los límites de lo permitido jurídicamente.

En el Proyecto Liberal del Siglo XIX,  la Guerra de Independencia se dio en un contexto demográfico propicio caracterizado por una nación nueva con 6 millones de habitantes cuales 5 millones de indígenas, 1 millón de criollos y aproximadamente 100 mil españoles

Bajo éste contexto, la Guerra de Independencia tuvo varios factores coyunturales como  la ocupación de España por Francia, la aparición de Cabildos integrados por criollos haciendo las veces de representantes del Rey, el oportunismo de Comerciantes poderosos en la Ciudad de México que aprovecharon la situación, lo que se conjuntó con la revuelta impulsada por Miguel Hidalgo.

Tales factores promovían la independencia de México no por el afán libertario sino en la lógica de mantener los privilegios que habían tenido durante el tiempo de dominación de la Corona.

En aquella época los indígenas no tenían inherencia en las decisiones, y los analfabetas no podían votar por lo que la dinámica de transformación se dio al interior de las élites que controlaban a los principales grupos como los criollos en donde estaba el Ejército y la Iglesia, y los Liberales que tenían el poder en las provincias y en los municipios.

En ésa época empieza a prevalecer la ideología del Liberalismo que finalmente se instaura tras el triunfo de los insurgentes.

El autor destaca cinco grandes transformaciones e ideas del liberalismo:

1.         La concepción del ciudadano individual frente a los privilegios de las grandes corporaciones.

2.         La separación entre el poder terrenal y la libertad de conciencia, es decir, entre el Estado y la Iglesia.

3.         La implantación de la propiedad privada como única forma legítima de generar y distribuir la riqueza.

4.         La defensa del sistema federal de gobierno contra la protección de fueros y privilegios por parte del Estado central, y

5. La economía libre basada en la propiedad individual y vinculada con el exterior a través del comercio y las inversiones extranjeras directas.

Tras el triunfo de los liberales que culmina con la independencia de México, el país vivió los siguientes años bajo el Gobierno de las élites que tuvieron en 3 figuras históricas a sus principales exponentes Antonio López de Santa Ana, Benito Juárez y Porfirio Díaz, los tres liberales formados.

Éstas tesis liberalistas fueron las que dieron forma e impulso al Movimiento que desembocó en la Revolución de 1910, y que detona en cuatro transformaciones revolucionarias principales:

1.         La Reforma Agraria, con el reparto de tierras y la reconstitución del ejido como parcela de explotación colectiva.

2.         La defensa del trabajo como obligación del Estado, tanto como función de arbitraje que como una obligación de alentar condiciones de crecimiento económico capaces de generar nuevas fuentes de empleo.

3.         La intervención estatal a favor del desarrollo social, con la educación y la salud como responsabilidades del Estado, y

4.         La intolerancia respecto de la participación de la Iglesia en cualquier asunto político, la no reelección en los cargos públicos y la lucha contra el control político que limitaba la autonomía municipal.

Una vez que la Revolución mexicana terminó y que los caudillos se fueron asesinando entre ellos, al final el reparto del poder a través de la conformación de un Partido Político marca el inicio de una nueva época con varias Tendencias que caracterizarán  al  Régimen mexicano.

Éstas tendencias son

1.- Concentración del poder

2.- Reparto de cuotas entre caudillos

3.- Intercambio de lealtades

4.- Binomio Presidencialismo y Partido

5.- Separación entre formas y prácticas

6.- El poder se disputa al interior del partido.

7.- Control corporativo

8.- Subordinación de los Poderes

9.- Federalismo de a mentiras

El segundo ensayo inicia con las elecciones de 1988. De ellas, el autor menciona cuatro rasgos peculiares:

1.         La abierta competencia por el poder presidencial entre tres opciones políticas (PRI, PAN y FDN) que, por primera vez, compartieron una indudable capacidad de movilización popular.

2.         Las enormes dudas sobre la claridad de los resultados entre buena parte de la opinión pública nacional e internacional.

3.         La unidad de casi todas las fuerzas de izquierda en torno a un candidato común, y

4. La muy considerable reducción de votos en favor del PRI.

Sin embargo, tres años después, en las elecciones intermedias de 1991, ninguno de estos rasgos se repitió en la lógica que en PRI repitió los mismos mecanismos de control para seguir manteniendo el poder como el clientelismo que el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari ejerció a través de estrategias tales como el Programa Nacional de Solidaridad.

Según el autor, los requisitos mínimos para que se dé la democracia son la libertad de asociación, la libertad de expresión, la libertad de voto, la elegibilidad para el servicio público, el derecho a competir en busca de apoyo, la diversidad de fuentes de información, elecciones libres e imparciales e instituciones que garanticen que la política del gobierno dependa de los votos.

En nuestra realidad actual, no todos los requisitos se cumplen a plenitud.

Para esta misma realidad nacional existen cinco escenarios posibles, caracterizados como: a) una democracia innecesaria, b) una democracia aparente, c) una democracia aplazada, d) una democracia insuficiente, y e) una democracia formal.

Lo que puede concluirse es que el régimen político mexicano en los últimos años operó una admirable transformación cuyo resultado, otra vez, ha sido convertir a la democracia en un asunto para después.

En el apartado del ensayo final, Merino hace un análisis de las características que debería de tener la democracia según Dahl, Morlino y Rustow.

La Democracia según Dhal debe tener una serie de elementos como:

Libertad de asociación,

Libertad de expresión,

Libertad de voto,

Elegibilidad para el servicio público

Derecho a competir

Diversidad de fuentes de información

Elecciones libres e imparciales e

Instituciones públicas

La Democracia según D. Rustow se puede dar en el marco de varios factores

– Unidad nacional y un conflicto político complicado

– Reglas democráticas

– Respeto de los actores políticos por las reglas

Morlino por su parte establece varias condiciones para que se de la democracia tales como

–           Comunidad política frente al poder

–           Estructuras políticas

–           Relación gobierno – comunidad

Además plantea varios escenarios para su transición:

Escenario I.- Transición innecesaria

Ausencia de conflicto que la hagan necesaria

Escenario II.- Democracia aparente

Cuando la legitimidad se construye con eficacia y pluralidad democrática

Escenario III.- Democracia Aplazada

Enfocada sólo temas electorales

Escenario IV.- Democracia insuficiente

Enfoque sólo al sufragio

Escenario V .- Democracia formal

Instrumentación de mecanismos como Pactos para poder Gobernar

La tesis final del autor radica en que la democracia liberal corre el riesgo de convertirse en una práctica inútil por dos razones: porque los centros reales del poder se han desplazado del Estado hacia las nuevas corporaciones económicas y tecnológicas, y porque los propios individuos se han alejado voluntariamente de las contiendas políticas o se han convertido en simples instrumentos de confrontaciones ya resueltas de antemano por las propias instituciones democráticas.

 

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>