El Blog de Adán Moctezuma

Economía de Candil
Artículos de Opinión | Artículos de Opinión @es

Lo que cuesta ir, y NO ir a un gimnasio

25 enero, 2016
ADAN MOCTEZUMA VEGA

El mes de enero es uno de los más rentables para cualquier gimnasio; las fiestas decembrinas, los nuevos propósitos de año nuevo y la presión psicológica de círculos de amistad como las redes sociales, además de razones de salud, son motivos de peso para que una persona se inscriba a un centro deportivo a iniciar una vida fitness.

 

Sin embargo, iniciar o mantener una vida fitness implica una importante inversión que puede desequilibrar cualquier presupuesto personal y hasta poner en riesgo la estabilidad económica de una familia por lo que hay que tomar en cuenta los costos asociados y evitar caer en un déficit financiero. Sin embargo, lo que hasta hace poco era un gasto superfluo hoy es una inversión estratégica para cualquier persona que quiere seguir siendo productiva en su etapa adulta y no padecer una enfermedad que le reste competitividad.

 

La economía del ejercicio está provocando además una revolución en los patrones de consumo de ciudades como Victoria con el auge de franquicias especializadas en comida sana y la adecuación en los restaurantes de cada vez más opciones saludables.

 

Una persona que quiera iniciarse en este nuevo estilo de vida implica de entrada, inscribirse en un gimnasio.

 

El costo promedio de una inscripción va de 400 hasta los 500 pesos, además de cubrir la primer mensualidad que en los gimnasios más concurridos es de 450 pesos en promedio, tomando en cuenta que la principal demanda de servicio la tienen los centros de acondicionamiento con equipo competitivo en áreas que combinan pesos con aparatos para ejercicios cardiovasculares.

 

Pero esa inversión de unos 950 pesos es apenas el principio.

 

Y es que los gimnasios son además centros sociales en los que muchas personas buscan además de estar en forma, algún grado de validación social lo que implica llevar un atuendo adecuado.

 

El llamado ‘outfit’ para asistir a un GYM es caro, especialmente porque la presión social obliga tarde o temprano a usar ropa de marca.

 

Unos tenis básicos para entrenar cuestan en promedio 1,200 pesos, mientras que el costo de una playera adecuada para hacer ejercicio oscila alrededor de los 500 pesos las más baratas y un short cuyo precio es de hasta 400 pesos. Las calcetas pueden ser más económicas y no rebasan los 200 pesos.

 

Aunque los tenis es una inversión que se hace cada 6 meses, de los dos últimos atuendos, un deportista ocupa al menos 3 cambios de ropa para usarlos en la semana.

 

Y aunque alguna persona en lugar de ir al GYM prefiriera ir a caminar o a correr, este tipo de ejercicios al aire libre requieren de zapatos especiales que eviten lesiones en el corto plazo y por lo regular son más caros.

 

Durante el entrenamiento, el 80% de quienes entrenan lo hacen con música en sus oídos y ello implica hacerlo con alguna ‘Gadget’ y audífonos adecuados que en promedio cuestan 200 pesos, los más baratos.

 

Pareciera que estar en forma solo consiste en ir al gimnasio. Sin embargo, para estar en forma el ejercicio representa un 20 por ciento, y la dieta llega a representar hasta el 80% por lo que llevar un programa nutricional cuesta hasta 800 pesos a la semana.

 

En este punto es importante mencionar que si bien, cada gimnasio cuenta con entrenadores que en teoría deberían estar certificados, los servicios personales de un coach llegan a costar hasta 1,500 pesos al mes.

 

En suma, iniciar una vida activa en el ejercicio en un gimnasio representa para una persona promedio una inversión mensual de 6,500 mil pesos mensuales, un gasto que ahora más que nunca es una inversión para por lo menos mantener, un nivel de salud optimo para seguir siendo productivo.

 

 

 

 

TABLA:

 

CUANDO EMPIEZAS A IR AL GYM (*)

 

Inscripción     550

Mensualidad 450

Ropa               1200

Tenis               1200

Dieta               2000

Transporte     1000

TOTAL: 7600

 

 

(*) Inversión promedio

 

 

 

 

GASTO VS PADECER DIABETES

 

Hacer ejercicio en horarios y condiciones que se adapten al tiempo disponibles de la mayoría de los trabajadores lejos de ser un lujo es una tendencia de primera necesidad.

Cada año se detectan hasta 6 mil nuevos casos de diabetes, por ejemplo.

Un paciente con esta enfermedad gasta de 1,200 hasta 4000 pesos en promedio.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2012) la prevalencia por hipertensión arterial en mayores de 20 años fue de 18.5 por ciento y por diabetes mellitus del 10.3 por ciento; además 7 de cada 10 tamaulipecos presentan algún grado de obesidad.

De no combatir esta realidad, Tamaulipas será en el corto plazo un Estado de viejos enfermos y pobres en función no solo de lo que cuesta un tratamiento contra estas enfermedades sino el costo para una economía regional tener mano de obra en esta condición que merma la productividad y por lo tanto limita el desarrollo económico y el bienestar en general.

 

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>