El Blog de Adán Moctezuma

Economía de Candil
Blog

El debacle petrolero

1 septiembre, 2016
rig_1820792b

Considerado como uno de los sectores llamados a ser la palanca de desarrollo para Tamaulipas en la era moderna, el sector energético en la entidad y sus principales activos el petróleo pasaron en un solo un año a ser uno de los principales lastres de la economía regional provocando desempleo, caída de la economía, crisis en las empresas y dudas razonables de su potencial y en consecuencia de su relevancia positiva para Tamaulipas.

Las actividades económicas vinculadas al sector energético valen alrededor de 100 mil millones de pesos al año, es decir alrededor del 20 por ciento del valor de la economía de la entidad.

Sólo la industria petroquímica ubicada en Estado refina el 10 por ciento del petróleo y produce el 80 por ciento de las resinas derivadas del petróleo del país; y en esta entidad se produce el 13 por ciento de la energía eléctrica de México.

La información pública disponible señala que en materia de energía convencional, el 59 por ciento de su superficie del Estado tiene potencial de hidrocarburos.

Tamaulipas es líder en producción de gas asociado y no asociado, sede del Activo Integral Burgos y tiene una importante presencia en la producción de Petróleo en tierra, aguas someras y aguas profundas.

 

 

REFORMAS, PROMESA SIN CUMPLIR

En 2013, el Congreso de la Unión aprobó reformas estructurales al sector bajo la promesa de que destrabar las actividades energéticas, caerían inversiones por miles de millones de dólares que servirían como motor del mayor crecimiento económico jamás pensado.

El Gobierno del Estado hizo lo propio al diseñar una Agenda Energética que permitiría mostrar la mundo el potencial energético de Tamaulipas

La iniciativa dejó atrás una retórica gubernamental que durante décadas recordaba una y otra vez – en discursos claro-, las ventajas competitivas que la geografía había otorgado a nuestra entidad sin que existieran esfuerzos conjuntos de todos los actores económicos para trasladar ésas ventajas en un desarrollo regional y equilibrado en nuestras ciudades que permitiera a los ciudadanos ver ésa posición geográfica privilegiada reflejada en sus niveles de bienestar.

Hasta ahora, los planes gubernamentales siguen en eso, en planes que aún no cristalizan las expectativas creadas al respecto.

 

 

ENTORNO GLOBAL TUMBA EXPECTATIVAS

A principios de 2015, una combinación de factores globales provocó la caída de los precios internacionales del petróleo y con ello, comenzó el declive del potencial energético de Tamaulipas.

La incapacidad de la Organización de Países Exportadores de Petróleo para poner orden en la producción de sus miembros, la caída de la economía de China que debilitó las expectativas de demanda, el incremento de la capacidad de producción de Estados Unidos y la fortaleza del dólar provocaron la caída del precio del crudo.

La baja en los precios del petróleo no tardó en reflejarse en México, en Tamaulipas y particularmente en Pemex.

En febrero, las complicaciones presupuestales del Gobierno Federal significaron para Tamaulipas, un ajuste a la baja de la inversión federal en infraestructura de más de 2,443 millones de pesos, una caída del 33% con respecto a lo que el Gobierno Federal gastó en 2015.

Las dependencia que más caída registró fue Pemex con más de 2,093 millones de pesos de recorte en su gasto para la entidad lo que fue un golpe al gasto público en la región pues Pemex grupa el 63% de los proyectos de inversión pública que estaban de los cuales más de mil millones se aplicarán en la Refinería Francisco I. Madero en el sur de la entidad.

Para marzo hubo otro ajuste que se tradujo en la afectación de alrededor de 3,605 millones de pesos en inversiones programadas en el sur de Tamaulipas.

De 2015 a 2016, el recorte a los proyectos de Pemex en la entidad se había reducido en 780 millones de pesos.

Entre los proyectos que se verían perjudicados están la optimización de la Reconfiguración de la Refinería Francisco I. Madero que implica una inversión de 480 mdp; la reubicación de la nueva TAR Reynosa con 249 mdp.

El programa de Mantenimiento de la capacidad de producción de la Refinería de Madero 2014-2017 es el más grande e implica una inversión de 2 mil 276 millones de pesos; el Programa de mantenimiento integral y actualización de tecnología de compresores de proceso de la Refinería Francisco I. Madero tuvo una asignación de 62 mdp; la Adecuación de los sistemas de desalado de crudo en la Refinería de Madero y de los sistemas de vacío de la planta Combinada 145 millones de pesos.

 

MENOS PROYECTOS MISMO PERSONAL

Mientras el petróleo caía, las inversiones se cancelaban y el optimismo se diluía, la empresa ahora productiva del Estado, Pemex aumentaba su base de trabajadores en Tamaulipas.

Un informe de la dependencia en poder de Expreso revela que en 2011, el número de trabajadores rebasaba los 12 mil en sus diferentes centros de producción.

En marzo de este año, 2016, la cifra se elevó a 13,310, la mitad de ellos en la Refinería Francisco I. Madero con 6,752.

 

LOS EFECTOS

Los ajustes presupuestales en áreas  prioritarias afectaron la producción petrolera, de petroquímicos y de gas natural en Tamaulipas.

La información del INEGI, de la Secretaría de Energía con cifras de las Direcciones de Planeación estratégica y de Finanzas de Pemex reporta que en 2014 la producción de gas natural rondaba los 23,304.93 millones de pies cúbicos mensuales mientras que al iniciar este año, la producción superó apenas los 20,814.59 pies cubicos.

Se trata de una disminución del 10 por ciento.

En el caso de la producción de petroquímicos, que engloba azufre, propileno, materia prima para negro de humo, y etano; la producción se redujo en 2 años de 24,988 toneladas a 19,394.

En este caso la caída es de más del 22 por ciento.

 

CUENCA DE BURGOS, EN PICADA

Luego de años de ser considerada uno de los principales activos energéticos de Tamaulipas, la Cuenca de Burgos acumula solo en el último año, una caída de más del 18%.

Reportes de la Secretaria de Energía reportan que en enero del año pasado la Producción de Gas Natural no asociado superó los 801 millones de pies cúbicos mientras que para febrero de este año, apenas rebasa los 656 millones de pies cúbicos.

La Cuenca de Burgos que se localiza en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, y este año contempla inversiones por 8,428 millones de pesos en 266 campos siendo los principales: Cuervito, Cuitláhuac, Nejo, Santa Anita, Arcabuz, Culebra y Chapabul.

Luego de los recortes presupuestados aplicador por Pemex a lo largo del año como consecuencia de la baja de los precios internacionales del petróleo, en lo que va del año la producción petrolera en Tamaulipas ha registrado una caída sostenida en según información del gobierno federal.

La producción de petróleo crudo en el Estado ha caído 12% mientras que el procesamiento del hidrocarburo en la Refinería Francisco I. Madero se desplomó 38%.

Según la estadística de la Secretaria de Energía, a producción cayó de 12.3 mil barriles de petróleos que se producían por día en febrero a 10.8 mil barriles por día en el mes de junio, una reducción paulatina que acumula un retroceso del 12  por ciento.

En 2010, la inversión de Pemex y sus subsidiarias rebasó los 34 mil millones de pesos, una cifra que aunque fue el principal dique a la caída de la economía en general ése año, ha ido disminuyendo desde entonces. Para 2011, la cifra cayó más de 5 mil 800 millones y Pemex destinó más de 28 mil 200 millones de pesos entre sus diferentes empresas. En 2012, la cifra cayó aún más a 21 mil 299 millones de pesos.

El documento refiere que en lo que se refiere a 2016, están consignados 4,779 millones de pesos y enfatiza “En lo que se refiere al ejercicio 2016, se considera el ejercicio de enero a mayo, y el presupuesto de junio a diciembre”

Se trata entonces de una reducción de más de 8 mil millones de pesos en términos reales solo de 2015 a 2016.

 

PERJUICIO EMPRESARIAL

La situación está teniendo una afectación sin precedentes en empresas que proveen bienes y servicios a Pemex.

En efecto, la deuda de Petróleos Mexicanos con proveedores en Tamaulipas es de casi 3 mil millones de pesos en perjuicio de decenas de empresas que han proporcionado servicios a la compañía en uno de sus peores años en términos de liquidez.

Al primer semestre de este año, la empresa productiva del Estado tiene deudas con 194 proveedores cuyos saldos asegura, serán pagados “conforme a la política de pago que les corresponda contractualmente” señala en un documento de la Dirección Corporativa de Administración y Servicios en poder de Expreso

En total, Pemex debe a proveedores en el Estado de Tamaulipas, 2, 945 millones de pesos.

 

 

IMPACTO ESTATAL

El colapso del sector energético en Tamaulipas provocó por primera vez, el tropiezo de la economía estatal.

Y es que medida a través del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal, del INEGI (ITEE), la economía de la entidad cayó por primera vez en más de 18 meses como consecuencia de una mayor contracción en las actividades del sector secundario, es decir la actividad industrial.

El primer dato del dinamismo de la actividad económica en estado reportó una caída del -1.9 por ciento respecto al último trimestre del 2016, y – 0.5%.

La información divulgada ayer señala que la caída de la economía ubicó a Tamaulipas entre los últimos lugares en el país.

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>