El Blog de Adán Moctezuma

Economía de Candil
Sin categoría

¿Crecerá Tamaulipas en medio de la inseguridad?

23 mayo, 2017
Captura de pantalla 2014-10-29 a las 19.06.03

La compleja situación de seguridad y desarrollo social que existe en las principales ciudades de Tamaulipas nos recuerda que aún, cuando los fundamentos de una economía reflejen cierta solidez, para una familia que vive en permanente sensación de desamparo económico, ningún indicador macroeconómico tiene sentido, especialmente si el entorno está dominado por realidades dramáticas.

¿Porque si las noticias que dominan sobre Tamaulipas en medios alternativos no son las más favorables, el dinamismo de la economía estatal mantiene un ritmo sostenido desde hace ya varios meses?

Porque si en términos mediáticos, percepción mata realidad, en materia económica sucede al revés, la realidad aniquila cualquier percepción subjetiva que se tenga sobre los principales problemas económicos. Veamos.

En Tamaulipas viven más de 3.5 millones de personas de las cuales, más de 1 millón nacieron en otros estados y han venido a aquí a formarse en sus universidades como yo que nací en San Luis Potosí, o los hidalguenses que se atienden en los hospitales de Tampico, Madero y Altamira o los más de 300 mil veracruzanos que viven en Reynosa porque están vinculados a la manufactura.

Muchas personas de otros Estados llegan porque a pesar de lo que se dice, Tamaulipas sigue siendo tierra de oportunidades.

Y es que en medio de éste relativo dinamismo económico, un espiral de violencia trastornó la tranquilidad de las ciudades que concentran el 89 por ciento de la actividad productiva de la región y gracias a la conectividad de la era digital en la que vivimos, el mundo entero supo de situaciones de riesgo por las calles y enfrentamientos plena luz del día. Un panorama de psicosis colectiva, histeria ciudadana y terror regional circuló por la red en México y en otras partes del mundo en muchos casos con la ridícula tesis del estado fallido.

Es verdad que hay un problema serio de seguridad, los sucesos que se consignan son reales, y efectivamente la sociedad vive en sus casas y sale a la calle con temor. Nadie en su sano juicio podría negarlo e insultar así la inteligencia de la sociedad. Pero insisto, una compleja coyuntura en materia de seguridad no es ni de cerca lo que define a un estado fallido.

Las instituciones en los tres niveles de Gobierno siguen funcionando, el Estado mantiene el monopolio de la fuerza, 95 mil empresas abren todos los días, 1.5 millones de trabajadores salen diariamente a trabajar, los más de 362 establecimientos de manufactura siguen operando en la y más de 964 mil alumnos y alrededor de 53 mil maestros acuden todos los días hábiles a las más de 6 mil 474 escuelas que hay en la entidad.

El martes, el Gobierno Federal anunció un ajuste en la estrategia de seguridad para el Estado. Desde hace 10 años, y aquél ‘México Seguro’ que aplicó el Gobierno de Vicente Fox hemos visto éste tipo de anuncios.

La razón es relativamente lógica, ninguna estrategia debe permanecer constante sino que en la capacidad de adecuación radica su dinamismo y efectividad.

Sin embargo, ahora hay un componente adicional; los ciudadanos, la sociedad civil y la iniciativa privada se han empoderado y ahora son parte de la solución. Hoy utilizan la ventana virtual que proporcionan las redes sociales, están tomando las calles y poco a poco irán siendo más vigilantes de la efectividad de las estrategias gubernamentales. Por primera vez se conjugan todos estos elementos lo que imprime una dinámica diferente porque ninguna estrategia avanza si no se mide, se evalúa y se ajusta conforme cambie el entorno de su ejecución.

Creo haber leído a Peter Drucker el gurú del management corporativo quien afirmaba que ‘lo que no se define, no se puede medir; lo que no se puede medir, no se puede mejorar y; lo que no se mejora se degrada siempre’. Antes, Albert Einstein afirmó que quien siga haciendo las mismas cosas no puede esperar resultados distintos. De ahí el valor del ajuste estratégico en éste complejo tema.

Las cosas en Tamaulipas no volverán a ser igual, para nadie. Los actores políticos principalmente partidistas lo deben entender.

 

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>